19 nov. 2009

14- Mi casa es un Circo




Ya os lo decía, ¡esta casa es un circo! Como los niños, al final, siempre hacen sus deberes, el sábado pueden sentarse a ver el espectáculo de Cucaña.


¡Qué gran domador!

Sus pulgas amaestradas realizan todo tipo de proezas
mientras él aúlla alguna canción divertida a la vez que lanza todo tipo de objetos con las orejas. Cada sábado prepara una función distinta,
es incansable.


















3 comentarios:

  1. Me imagino a Cucaña junto a Malabaro, juntos en el Camino de Santiago. Sería muy útil amaestrando pulgas, esas que residen en albergues y tanto molestan. ¡Menuda solución al problema! dejarían de picar a los que allí duermen y Cucaña puede presentar su espectáculo por toda la senda. "Las pulgas peregrinas", no es mal nombre.

    ResponderEliminar
  2. Ideas peregrinas es lo que hace falta, además, es mucho más ecológico que los insecticidas...¡donde va a parar!. Ultre se llama la pulga más perezosa y la más impaciente se llama Ya, entre las dos me ponen al chucho y al ratoncito en órbita y si no...al tiempo!

    ResponderEliminar
  3. ¿Cucaña es perro o perra? Imprescindible saberlo porque en San Juan de Ortega hubo un perro peregrino. Se llamaba Calixto, acompañaba a los santiagueros hasta la entrada de Burgos.
    Si fuera chica, allí buscaría a Cucaña para hacerse un "bis a bis" y ponerse en órbita. Mientras, Malabaro organizaría un nuevo espectáculo con las "pulgas peregrinas" a la orilla del Arlanzón.

    ResponderEliminar