30 oct. 2009

4- Mi casa es un Circo


Caminé triste y perdido por la ciudad. Temblando de frío y hambre me senté a mirar a la gente y, ¡qué casualidad!, acertó a pasar por allí una familia muy peculiar. Al verme, no dudaron en meterme en la cesta de la compra, donde, cobijado y calentito tras una barra de pan recién hecho, me llené la barriga hasta no poder más. Cuando ya en su casa les conocí a fondo, ¡qué gran sorpresa! No os lo vais a creer. Prefiero iros presentando a esta asombrosa familia poco a poco.




2 comentarios:

  1. Esta quedando precioso el cuento. Como sera la familia??
    La fiesta muy original. Ya me ha dicho patri-pajarito que estuvo genial.

    ResponderEliminar
  2. Me queda la duda de si prefiere la miga o la corteza del pan.

    ResponderEliminar