12 sept. 2011

Domador de corazones



A MI QUERIDO DOMADOR DE CORAZONES
Desapareció el culo de tu Skoda plateado de mi vida, 
ahora toca recoger los enseres del amor perdido,
sábanas alborotadas,
tazas del desayuno,
cojines dispersos
y ventilar los suspiros… 
Nada hay que pueda limpiar tu ser del mío.

Ni sé de este castigo que te impongo
ni por qué me castigo sin verte,
empeño que me obliga a prescindir de tu amado ser, 
del pozo limpio de tu mirada, 
de tu abrazo poderoso y suave como pelo de oso,
de nuestras horas sin minutero, 
de tu volcado aliento en el mío…
sin ningún miedo,
entregado hasta el punto de hacerme creer 
que es posible la comunión 
y dejándome abierta sin pudor 
a los misterios de nuestro Universo.

Mientras me desgasto en esto, aquí sigo, 
sin atreverme a mover un ápice, 
paralizada.
Aun no he echado a las moscas 
que entraron pegadas a nuestro cuerpo 
cuando aun nos abrazábamos…
testigos inanes de un adiós incomprensible...

Amarnos es siempre un milagro, 
el del pan y los peces que cocinamos para los dioses, 
el verbo hecho fuego, 
las palabras que envenenan 
se transforman en antídoto 
por el simple beso que las calla…
y una sola mirada que siembre basta para sonarme.

Se feliz mi chico, aprende a sonreír sin mi… 
me duelen tus ojos tristes, 
me duele mi tristeza. 
Tanto como tú me dejas volar 
así se te parta el alma en ello, 
así quiero aprender yo a desposeerte
para inventar el único encuentro posible.

¿Cómo llegamos aquí?
desaparecieron los caminos detrás de nosotros
y un horizonte a la espera,
abisal e insondable 
sembrado de pavores, 
una de esas pruebas con dragón en el foso
que nos hará sabios, 
amenazantes cada una de las siete cabezas
con sus siete fauces vomitando Soledad.


Querido domador de corazones,
topaste con mi doméstico corazón salvaje…

yo te corono, de malva y esencia

……………11 de septiembre de 2011.........