27 mar. 2011

Tallerzuelo de Ilustracuentos del día 23



Holamuybuenas, el cuento de este talleruco se titulaba
¿Quién habla? de Taro Gomi


Va de un niño al que comienzan a hablarle las partes del cuerpo...¡muy divertido!


A su espalda le da el sol y se queja, su cocorota siente los rayos ardientes y todo su cuerpo se rebela de calor, los pies piden descalzarse, sus piernas quitarse el pantalón...


La carcajada llega cuando su 'culete' y su 'pilila' piden como locos, porfa, porfa, que les liberen del calzón...jajajaja
Cuando al niño ya no le queda ropa, todos los miembros del cuerpo se ponen, felices, a bailar.


En el taller, además de dibujar, como veis y cantar, como no veis, estuvimos jugando con unas muñecotas bailarinas.


Ya que en el cuento el 'prota' era chico, hicimos una chica para poder destacar las diferencias que, en este caso, creo que sí veis.


El material utilizado era muy sencillo, tubos de cartón de los rollos de papel de cocina, un folio de color, un trocito de papel pinocho, algo de cartulina y un globete retorcido
('pa' eso de las diferencia)


¡Te veo!


¡Te quiero!

Casi todos son muy chiquininos y el tiempo muy escaso, de modo que el trabajo consiste en poner los ojitos con rotu, los más hábiles pegar los brazos...los llevo ya medio hechos, así allí nos podemos dedicar a contar el cuento y a jugar, jugar mucho...


¿Quién quiere prisas y estrés? se llevan todos su juguete a casa más felices que perdices y a mi me dejan el moflete llenito de besos.

¡Hasta la próxima!

21 mar. 2011

Infografía 'En un solo día'



Ilustración para la revista del ICICOR
(Instituto de Ciencias del Corazón de Valladolid)
Marzo de 2011/ nº 4









Tallerzuelo con el cuento 'Ladrón de gallinas'


Una preciosa historia de Béatrice Rodriguez que comienza así:

Érase una vez un cuento sin letras que se dejaba inventar a nuestras anchas, tan solo con los
dibujos y la imaginación...¡nos lo inventamos dos veces!



Érase un zorro ladrón al que pusimos de nombre Piñón...



Porque estaba hecho con material reciclado.




El cartón era de cajas de galletas y recortes de las sobras de otros tallerzuelos.



Las piñas las robé un día en el pinar, el suelo no se enfadó.



La galletas me las había comido yo
¡Jajajajaja!


¿Pues no se están riendo los muy canallas?...¿serán sus galletas más buenas que las mías?






14 mar. 2011

...De vuelta con los Tallerzucos IlustraCuentos. "El hombrecillo de papel"



Este cuento de Fernando Alonso no es la primera vez que cae en mis manos, ¡que va!...se me leía solo el muy bribón. Cuantas tardes en el sofá o a la orilla de la cama de mi hija, -¡mamá, cuéntame otra vez el del hombrecito de papel!-
¡Es taaaan bonito!



¿Veis a este hombrecillo? Cuando me dijo su nombre, lengua de trapo, yo entendí que se llamaba Manzano...se meaba de risa con mi confusión, aunque se puesiera serio en la foto.
Me encanta ese sentido del humor inteligente de los niños, tan complacientes con los adultos...



Como veis, hicimos tarjetones con hombrecillos de papel



Todos los muñecontes eran grises como la tinta,
tristes como algunas noticias,
asustadizos como los periódicos que terminan en el montón de los papeles perdidos...



Nuestra misión: Darles VIDA...¿los veis convencidos?


Pero en cada tarjeta, solo un hombrecillo podía disfrutar de nuestros dedos embadurnados, colores traviesos y pensamientos felices...



Noticias esperanzadoras, sonrisas cofiadas



Mirad que equipo tan variopinto...ay, que bien me lo paso con los enanos.